APAC. La epopeya del “Gallego” y la Dodge dorada

En una nueva propuesta televisiva de ‘Vértigo Motorsport, Marcelo Jesús Fernández, destacado piloto serrano, muy conocido de la afición tuerca de nuestra ciudad, analizó la temporada 2005 de APAC, y recordó aquél Premio Coronación en Cnel. Vidal. El “Gaita” se coronó en la categoría, con una Dodge con motor convencional.

“Fue un año muy lindo para todo el grupo, para la Peña Los Amigos y para toda la familia” señaló el actual Comisario Técnico de la divisional. “Fuimos muy competitivos durante la primera parte del año ganando cinco carreras, y nos caímos una por técnica. Tuvimos que cumplir una fecha de suspensión. En aquella época también nos equivocabamos” dijo, y agregó: “Luego ganamos en la reinauguración del circuito El Arbolito de Cnel. Vidal, y nos dimos cuenta que el auto andaba bien ahí”.
Fernández venía de ser subcampeón en el año 2004, llegando hasta la última carrera con chances de quedarse con la corona, pero Pedro Rufino Alonso había sido implacable y se quedó con el título. Esa lucha se repetiría: “Peleamos el campeonato con Pedrito Alonso, que la temporada anterior había sido muy competitivo, y llegamos a El Arbolito de Vidal para definir”.
“Fue una carrera muy nerviosa” contó Marcelo. Tras una buena clasificación, pudo ser segundo en su serie, pero en la prefinal se daría uno de los momentos de mayor tensión en el fin de semana. “Largamos muy bien. Aceleré y pude aparear a Pedro que largaba adelante mío. Cuando él me ve busca cerrarse, nos chapeamos un poco, y en la chapeada sentí un golpe en la goma, asi que levanté un poco. Al instante dije ‘no no, vamos por todo’. Asi que fuimos a la uno y los dos derrapamos un poco. Perdimos algunos puestos, pero pudimos salir de esa situación comprometida”.
El “Gallego” recuerda la final como si fuera hoy: “Fue una competencia muy dura. Teníamos que pensar mucho en el auto. Como todos saben el Dodge convencional hay que manejarlo más con los relojes que con el acelerador. Nos metimos en un lindo pelotón, con César Donati, Oscar Durutovich y Martín Ugarte. Fueron vueltas muy complicadas en las que nadie regalaba nada. Nos tocó dar unos cuantos giros luchando ahí, hasta que llegamos atrás del auto de Pedro Alonso, que venía detrás de Daniel Trueba”.
Fue una definición electrizante, y recordada por todos los amantes de la categoría. “Cuando llego detrás de Pedrito, él me ve e intenta pasarlo a Trueba, pero se abre. Pude aprovechar y pasarlo por adentro. Luego, hicimos una pequeña luz, y cuando llegamos a la última vuelta, me pareció que el motor se venía agarrando, ‘me dí manija’ y me fui un poco afuera en el riñón. Cuando busco entrar, Pedro se zambulle y nos chapeamos de vuelta. La gente quedó paralizada, porque salió tierra para todos lados. Yo llegué bien, pero Pedro hizo el trompo y perdió contacto. Fue sufrir hasta la última vuelta”. Y agregó ” Se sufre más cuando uno se hace el auto, hasta que no bajó la bandera a cuadros no pude disfrutar”.
Emocionado por aquella epopeya del año 2005, Marcelo Fernández señaló: “Hoy disfruto ese campeonato 2005 logrado con el Dodge con motor convencional. Estoy orgulloso de eso, y espero que por estos tiempos la marca resurja. Se que hay pilotos que están armando Dodge con motor convencional. Ojalá puedan cosechar los éxitos que yo tuve con la marca”.
El “Gallego” ha sido un gran referente de Dodge en la categoría. Un hombre que dejó una huella importante en la épocas de bonanza de la categoría APAC, a la que hoy le vuelca todos sus conocimientos en la faz técnica-dirigencial.
Fuente: Vertigomotorsport.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre