Mar del Plata lamenta el terreno perdido: el Minella ausente en las grandes definiciones

Córdoba, que dice que el Superclásico le dejó 4 mil millones de pesos, ahora recibirá a Boca-Estudiantes. La otra semifinal será en San Nicolás, entre Vélez y Argentinos Juniors. El estadio marplatense, en mal estado, ya no es una opción.

El Mario Alberto Kempes recibió el Superclásico que Boca le ganó a River por los cuartos de final de la Copa de la Liga. Fue un clásico en cancha neutral, a un solo partido, que contó con las dos hinchadas, por primera vez desde aquel cara a cara de Madrid. Y como balance del encuentro que se jugó el domingo, el gobierno de la provincia dice que dejó en Córdoba 4 mil millones de pesos.

“Hoteles a pleno y locales gastronómicos con fila y lista de espera. Esas fueron las postales del fin de semana en la ciudad de Córdoba y alrededores debido a los más de 40 mil visitantes que llegaron a la provincia para disfrutar del histórico superclásico entre River y Boca”, según un comunicado del gobierno provincial, que agregó: “El gasto promedio por persona en comidas más alojamiento, sin tener en cuenta transporte, nos arroja un resultado positivo de más de 2 mil millones de pesos que impactaron de manera positiva en la economía cordobesa. Esto significa trabajo y productividad en un momento de crisis que atraviesa el país”, expresó Darío Capitani, presidente de la Agencia Córdoba Turismo.

Según el ente cordobés, el gasto promedio entre desayuno, almuerzo y cena -por persona- se estima en unos $ 19.000, mientras que el promedio en alojamiento -una noche de estadía- es de alrededor de $ 55.000. Si además se suma la movilidad y gastos generales, la cifra supera los 4 mil millones de pesos.

Frente a este balance, el diario La Capital de Mar del Plata se lamentó que el Estadio José María Minella de la ciudad balnearia no haya sido una opción para ese duelo tan trascendente. Es cierto, el estadio cordobés tiene mayor capacidad que el marplatense. “Los 57 mil lugares del estadio cordobés le permitieron a cada club contar con 25 mil hinchas por lado. Si se tiene en cuenta que la capacidad del Minella hoy ronda las 32 mil ubicaciones, el estadio marplatense hubiese quedado chico para tamaña expectativa”, analiza La Capital.

Admitiendo las desventajas con que hubiese corrido el Minella para aspirar al Superclásico, no obstante, sí podría haber sido una buena opción para la semifinal que Boca y Estudiantes animarán -nuevamente- en Córdoba, el martes 30. Sobre todo, pensando en el público de Estudiantes: día de semana, si bien los “pinchas” tienen hinchas en todo el país, claramente el grueso de los que viajarán a la semifinal serán de La Plata y alrededores. Desde el centro de La Plata al Minella hay unos 370 kilómetros, en cambio para llegar al Kempes deben adicionarse otros 400 kilómetros.

Y de no ser esa semifinal, por qué no la de Argentinos Juniors contra Vélez, que se jugará en San Nicolás de los Arroyos. A propósito, Vélez viene de obtener la clasificación en la provincia de San Luis, aunque su rival era Godoy Cruz de Mendoza. En este caso, la elección de esa sede tuvo su lógica.

No obstante, “la posibilidad del Minella como sede nunca estuvo sobre la mesa para ninguno de los dos partidos. Hace tiempo en realidad que el estadio que supo albergar Mundiales, Juegos Panamericanos, Torneos de Verano y partidos de la Selección Argentina está fuera de competencia”, lamenta La Capital.

Y a modo de ejemplo, se menciona que la tribuna techada del Minella está inhabilitada desde septiembre de 2021 “por serios problemas estructurales”. “La Municipalidad de General Pueyrredon no tiene fondos para afrontar los millonarios costos que requiere la puesta en valor del Minella. Hoy tampoco parece existir la posibilidad de la intervención en ese sentido de la provincia de Buenos Aires, que como todas padece el ajuste. Y mucho menos la chance de que los costos los afronte un estado nacional que en varias oportunidades dejó en claro que apunta a inversiones privadas para cuanta obra se proyecte en el país”.

La casa de las selecciones argentinas

En este punto, La Capital reflota aquel anunciado interés del presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, de convertir al Minella en la casa de las selecciones argentinas de fútbol, haciéndose cargo de los costos. “Si bien desde la Municipalidad aseguran una y otra vez que las charlas se mantienen y el interés afista también, lo cierto es que en dos años no hubo avances al respecto. El estadio sigue como entonces, con su tribuna principal inhabilitada y sin poder recibir partidos oficiales de Copa Argentina o Copa de la Liga. Y la ciudad ve cómo se escapan oportunidades de sumar oferta turística por fuera de la temporada de verano”, concluye el matutino marplatense. (DIB) GML