Inquietud ante el relajamiento de la población

(200330) -- CHILLAN, 30 marzo, 2020 (Xinhua) -- Personas portan mascarillas mientras hacen fila para entrar a un supermercado, en la ciudad de Chillán, en la región de Ñuble, Chile, el 30 de marzo de 2020. El gobierno chileno informó el lunes que hasta el momento se registran 2.449 personas con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19) y han muerto ocho. (Xinhua/Str) (jv) (ra) (rtg)

En lunes fue el primer día en que la ciudad utilizó la extensión de los horarios de acuerdo al protocolo indicado por el mismo intendente municipal Lic Emilio Cordonnier. Se observó mucha gente en la calle realizando distintas actividades comerciales. Extensas colas en los bancos, circulando, en los cajeros y sitios de pagos, de comidas, kioscos, súpermercados, verdulerías y demás, si bien con barbijos, aunque siempre hay excepciones, en algunas situaciones sin guardar la distancia que se recomienda para mantener el aislamiento.

Se ha realizado un gran esfuerzo compartido. Por parte de las personas afectadas a la sanidad, desde agentes de higiene, enfermería, profesionales de la salud, seguridad, choferes, voluntarios que trabajan en el anillo de las rutas, la población que realiza con muchísima disciplina la cuarentena, autoridades. Todos. Una tarea esforzada que se extendió por más de 50 días achatando una curva que no tiene casos confirmados. Ejemplar, por donde se la mire.

El remanido tema del resquebrajamiento de la economía también chata, obliga a circular, reabrir negocios y por consiguiente un mayor contacto entre personas, en donde también se manifiesta cierto relajamiento que podría tener connotaciones peligrosas. No deseadas, ante la posibilidad de provocar contagios.

Ahi radica la preocupación de quienes marcan el camino. Intendente, profesionales de la salud, al observar quizás una confianza desmedida, como si se le hubiera perdido el miedo al coronavirus o al menos el respeto que se le tenía en los primeros días.

Y si sufrimos la confirmación de algún caso, seguramente habrá que dar marcha atrás, volviendo a ajustar la situación. Esperemos que cada uno tome este momento con la debida responsabilidad. Cumpliendo con lo que corresponde, nos irá mejor sin dudas.

Si no tenés necesidad de salir, pues bien, cuidate y cuidame, quedate en casa !!!!!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre