Emocionado recibimiento en Paraná al campeón del TC

En la víspera, Mariano Raúl Werner obtuvo la corona en la categoría más importante del automovilismo argentino, en el autódromo de Villicum en la Provincia de San Juan.

Hace algunas horas, alrededor de las 10 de la mañana, fue recibido en su patria chica, aplausos y emoción en su recorrido por calles de la capital de Entre Rios, a bordo de una autobomba.
El paranaense se coronó como el mejor de la temporada del TC, atípico ejercicio debido a la pandemia de Covid-19, y de esa manera festejó por primera vez en la folklórica categoría, donde alcanzar el “uno” es ingresar en la historia grande de los deportes mecánicos nacionales.
Una vez finalizada la última fecha en la “tierra del sol”, en la cual Werner concluyó en el quinto lugar la carrera final, el piloto del Memo Corse se trasladó a su ciudad para celebrar el título con su gente y su pueblo. Pasadas las 10 de este lunes, y tras un extenso viaje, fue recibido por una multitud, entre ellos su familia, en el túnel subfluvial que une las capitales de Santa Fe y Entre Ríos.
Acerca de la carrera, el nuevo monarca expresó: “Tenía unos nervios bárbaros, de todos modos estuve concentrado en toda la carrera. En cuanto al rendimiento del auto, no tenía muchos más, no tuve el funcionamiento de carreras anteriores, pero sabíamos que nos alcanzaba para pelear el campeonato”.
A lo que añadió: “Creo que el campeonato se ganó en La Plata, cuando ganamos esas dos carreras increíbles y esos puntos bonus nos dieron hoy mucha tranquilidad para regular. Esto fue cumplir el sueño más grande de toda mi vida”.

Vertigomotorsport.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre