A 37 años del 30 de Octubre de 1983

Hace hoy 37 años, era domingo. Ese dia se realizaron elecciones Presidenciales y quizás pocas veces una elección significó tantas cosas como aquel día.

El comicio llegaba para devolver a los argentinos la democracia, que además de instaurar un nuevo gobierno tenía el deber de recomponer libertades, esclarecer lo que había pasado, correr velos que pretendían que no se viera lo que había ocurrido.

Tenía el desafío de terminar con una historia de recurrentes golpes militares que ahora habían llegado a la cima de la violencia, habían endeudado el país y desde un esquema de liberalismo a ultranza habían «sacado de juego» a una buena parte de la industria nacional.

Fue aquella una jornada de fiesta cívica, de emociones increíbles, en las que un pueblo cansado de abusos esperaba una salida. Hubo muchas fuerzas pero tanto el Peronismo, con Luder a la cabeza, como el Radicalismo, juntaron cerca de un millón de personas en sus actos de cierre, algo absolutamente inédito que dejaba ver lo que estaba ocurriendo. Todos supieron en el mismo momento que se vivían días históricos.

Y la historia quiso que ese dia fuera él, Don Raúl Alfonsín, quien se llevara el triunfo con más del 50 % de los votos. Alfonsín no era una novedad de la politica. Enorme militante y legislador, había participado en la defensa de los derechos humanos en los años del Proceso, y le había ganado la pulseada interna a Ricardo Balbín. Nada menos. Pero el 30 de octubre de 1983 comenzó a convertirse en un prócer de la Argentina contemporánea. Aún acosado por una situación económica muy complicada, sin la compañía de sindicatos ni empresarios, y superando tres levantamientos militares, pudo entregarle la banda presidencial a otro Presidente democráticamente elegido, inaugurando una etapa de continuidad institucional que dura hasta hoy.

Juzgó a las Juntas en inédito proceso y muchos lo consideramos el Padre de la moderna democracia nacional. Hoy hace 37 años que los argentinos elegimos a Alfonsín, y el Comité Dr. Pedro Solanet de la UCR de Ayacucho no puede menos que recordarlo con el respeto, la admiración y el afecto con que puede recordarse a un líder de su talla politica, moral e histórica.

«Si alguien distraído, al costado del camino cuando nos ve marchar, nos pregunta: ‘¿Hacia dónde marchan, por qué luchan?’ Tenemos que contestarles con las palabras del preámbulo. ‘Que marchamos, que luchamos para constituir la unión nacional, afianzar la Justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino'».

Comité Radical en conmemoración a los 37 años del 30 de octubre de 1983, día en que fue electo Ŕaúl Alfonsín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre